¡Una Experiencia que no puedes dejar escapar! Canadá

Hola, soy Javier Segarra Giménez, un Español de Valencia. Esta es mi fantástica experiencia de vivir y trabajar un año en Vancouver (Canadá). ¡Espero que te resulte interesante y te ayude a dar el primer hacia tu aventura!

Todo empezó en 2015 cuando mis tíos viajaron ese verano a Vancouver. Al regresar del viaje me contaron la gran experiencia que habían tenido en la ciudad y con la cantidad de españoles que se habían cruzado. Muchos de ellos estaban con el Working Holiday Visa, trabajando en distintos empleos. Allí las ofertas de trabajo buscando perfiles jóvenes internacionales son abundantes.

Dos meses mas tarde, después de todo lo que me contaron y los momentos tan maravillosos que vivieron, comencé a indagar en el asunto. Estaba seguro de que era una experiencia de esas que no puedes dejar escapar escapar. Investigué sobre el tema y sobre el visado, y sin darme cuenta ¡en mes y medio ya lo tenía en mis manos!

Tenía un año para decidir si irme o no , estudios en Valencia, trabajo… la decisión no parecía fácil.

Pero empecé a plantearme que el tiempo pasa y que la suerte de poder viajar y haber conseguido un visado a Canadá, no la tiene todo el mundo, la verdad. Fue ahí entonces cuando supe que no había vuelta atrás , iba a ser una de las mejores experiencias de mi vida y tenía que tirar con todo hacia adelante.

¿Por qué Vancouver?

  • Se habla principalmente inglés. (En Canadá hay zonas francófonas)
  • Es una ciudad multicultural con gente de todo el mundo.
  • Tiene paisajes preciosos: mar, montaña, lagos y playas brutales.
  • Está cerca de otras ciudades súper-conocidas (San Francisco, Seattle, Islas preciosas…)
  • Ofrece una inmensidad de oportunidades laborales.

¿Cómo llegué a Vancouver?

En mi caso, el Working Holiday Visa fue mi puerta para poder vivir y trabajar de manera legal. Se trata de un visado de trabajo y vacaciones que permite a españoles, chilenos y costarricenses trabajar en Canadá durante un año.

Desde el momento en el que conseguí la visa hasta que salí de España pasaron varios meses. El principal motivo es que quería ahorrar; mi objetivo fueron 2.500? que me ayudaran a empezar hasta que encontrara trabajo. Es más que suficiente para pasar los dos primeros meses, normalmente con un buen currículum en tan sólo tres semanas se encuentra un trabajo medio-alto para poder ir empezando.

¡Llegó la fecha!

El tiempo voló y el 14 de Octubre del 2016 me monté en aquel avión que me dejaría en Vancouver. Unas 16 horas de incertidumbre en las que tienes miedo, pero a la vez ganas de experimentar esa vivencia que te va a cambiar como persona. ¡Estaba listo para una nueva vida!

Cualquier comienzo siempre es un reto?

Al llegar a Vancouver me alojé con una familia Canadiense (es uno de los tipos de alojamiento más habituales), en la cual mi primo había estado hacía 22 años. Mi intención era estar allí dos o tres semanas hasta encontrar un piso de estudiantes y estar con alguien que por lo menos me pudiese ayudar y que fuese de confianza.

Era una casa situada en North Vancouver, donde la distancia hasta down town era importante, los señores ya eran mayores, no estaba acostumbrado a vivir tan lejos de la ciudad pero… pasadas esas tres semanas supe que me iba a quedar ahí el resto del año.

Buscar Trabajo: vivir y trabajar en Vancouver

Al mudarme a Vancouver , todo el mundo me decía que iba a ser muy fácil encontrar trabajo en la ciudad y sobre todo de mi sector, la hostelería. Allí lo llaman Hospitality.
Tenían razón, no me costó ni dos semanas encontrar trabajo; con un buen currículum, mucha voluntad y sobre todo mucha ilusión, encontré trabajo en uno de los mejores hoteles de todo Vancouver llamado L´Hermitage, un hotel situado en el centro de la ciudad

Reflexiones sobre mi experiencia en Canadá

Cuando me mudé a Canadá tenía la incertidumbre de si iba a salir bien o no la apuesta por una nueva vida (un año) a miles de kilómetros de distancia de mi país natal. No sabía con seguridad si encontraría trabajo o si me sentiría cómodo relacionándome con personas de todo el mundo, pero con energía e ilusión, uno puede con todo.

Viví feliz en una de las ciudades mas alucinantes que he visto en mi vida, tuve un grupo de amigos tanto en el hotel como fuera con los cuales hacíamos planes casi todos los meses en cuanto librábamos.

Viajé por los alrededores, desde Whistler hasta las distintas islas situadas alrededor de Vancouver, como por ejemplo la isla de Pender, las cuales tienen un encanto indescriptible…

Viví felizmente una experiencia que pasó volando, la cual sin duda volvería a repetir con los ojos cerrados, nunca en la vida me podría haber imaginado lo que iba a crecer como persona.

Todo lo que puedo decir es ¡Gracias Vancouver! , ¡Gracias Canadá!

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s